facebook  twitter  youtube

Cursosaula virtual cooperativa

fonco cabecera inicio

    • webmail
    • cooperativa en linea
    • atencion al cliente
    • simulador de credito
  • bolsa de empleo
  • Bienvenidos a los cursos
    virtuales de Educación Financiera

Contraseñas seguras

Las contraseñas, passwords o claves son un mecanismo de seguridad que se remonta a la antigüedad y siguen siendo hoy en día uno de los elementos de seguridad más usados en Internet. Una contraseña está compuesta por una cantidad variable de caracteres. La calidad o robustez de una contraseña depende del número de caracteres que tenga (a más número más robusta) y de qué tipo de caracteres sean: números, letras, caracteres especiales, caracteres extendidos…
Cuantas más combinaciones de tipos, más robusta será.

La contraseña es la llave de acceso a muchos servicios en Internet, así que el primer aprendizaje es que debe ser suficientemente robusta para evitar problemas de seguridad.

Además, por concepto, una contraseña siempre tiene que mantenerse en secreto o no tendría sentido. De poco sirve tener contraseñas de catorce caracteres alfanuméricos, mayúsculas, minúsculas y símbolos, si está pegada en una notita en la pantalla de tu computador a la vista de todo el mundo.


Características de una buena contraseña 

Para ser considerada segura, una contraseña debe tener las siguientes características:

  •  Secreta. La contraseña debe mantenerse en secreto, una clave compartida no es segura.
  • Robusta. Una contraseña se considera robusta cuando la probabilidad de descubrirla es mínima y el tiempo y recursos necesarios para obtenerla no es rentable o viable. Las características necesarias para considerar una contraseña robusta son:
  • Longitud mínima de ocho caracteres.
  • o Debe contener caracteres en minúsculas, mayúsculas, números y símbolos.
  • Debe ser distinta a la que tiene por defecto el servicio o producto y no debe compartirse la misma contraseña entre servicios distintos (la contraseña del correo electrónico debería ser distinta a la del banco, etc.).

Qué es una contraseña insegura

Las contraseñas poco robustas son un riesgo para tu seguridad. Si un ciberdelincuente accede a una red social utilizando tus credenciales, todo lo que haga será como si lo hicieras tú, lo que puede suponer un perjuicio importante. Por ejemplo, imagina que tienes una contraseña insegura para acceder a un servicio de intercambio de archivos donde guardas información importante. Un ciberdelincuente podría averiguar la contraseña y acceder al servicio para robarte toda la documentación. La repercusión personal o profesional tendría un impacto muy negativo.

Esto es lo que no debes hacer nunca con tus contraseñas:

  • Usar la contraseña por defecto del servicio.
  • Utilizar como contraseña tu nombre de usuario.
  • Simplificar tu contraseña y usar, por ejemplo, 1234, 123qwe, asdf, etc.
  • Elegir palabras sencillas en cualquier idioma, como por ejemplo hola, hello, love o coche.
  • Usar nombres propios, sobre todo si es el tuyo o de personas cercanas a tu entorno.
  • Usar claves formadas a partir de la concatenación de varios elementos, por ejemplo, apellido más año de nacimiento: Garcia1984.

 

Cada servicio con su contraseña: ventajas de usar un patrón de contraseñas

Una mala práctica demasiado habitual es usar la misma contraseña para todos los servicios que utilizamos en Internet. Esta práctica es peligrosa, ya que si un
ciberdelincuente consigue las credenciales de acceso a un servicio tendrá la llave para entrar al resto.


Puesto que recordar múltiples contraseñas puede ser engorroso y complejo, existen unas reglas sencillas que puedes utilizar:

  • Usar claves basadas en un mismo patrón pero introduciendo ligeras variaciones con las que identificar el servicio donde te quieres registrar. Por ejemplo:
  • Facebook -> K8542sd$F
  • Google+ -> K8542sd$G
  • Twitter -> K8542sd$T
  • Utilizar reglas nemotécnicas cogiendo, por ejemplo, el primer carácter de una frase larga y terminarla con algún carácter especial:
  • Más vale pájaro en mano que 100 volando… -> Mvpemq100v$
  • Cambiar las vocales por números o caracteres especiales. Por ejemplo:
  • Mi carro me lo robaron -> m1c4rr0m3l0r0b4r0n()

Cambiar varias contraseñas cada cierto tiempo puede llegar a ser molesto, pero nunca debería repercutir en la seguridad de tu contraseña, por hacer de este proceso algo rutinario.

Verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos es una funcionalidad disponible en algunos serviciosm como Google, Facebook, Twitter o las entidades bancarias, que añade una capa extra de seguridad a la cuenta. Este sistema se basa en que además de tener que conocer la contraseña de acceso es necesario estar en posesión otro tipo de identificación, como por ejemplo un código enviado a tu teléfono móvil, un valor de una tarjeta de coordenadas.